El pasado 19 de noviembre nos reunimos de nuevo en la Biblioteca Bonnemaison para leer tres fragmentos de novela. Como siempre en las sesiones de Lectures al Jardí, fueron sus propios autores quienes leyeron el fragmento de la obra que están escribiendo y, a menudo, muestran a los demás por primera vez.

En primer lugar Carme Osan leyó magníficament un fragmento de la novela Un pont de silenci. Aunque su novela se mueve entre varios momentos de la Barcelona del siglo XX, el fragmento que leyó estaba ambientado en un momento clave de la historia: el 19 de julio del 36. Un fragmento espacialmente difícil por ser un reflejo de lo que estaba pasando en ese día tan conflictivo en la calle, pero, al mismo tiempo un retrato de cómo una persona puede cambiar en un breve lapso de tiempo algunas de sus creencias más firmes: “Ben mirat, potser matar no era tan difícil”

Durante el debate Carme nos explicó que algunos de sus personajes protagonistas están inspirados en personajes reales. También compartió con nosotros un tema muy interesante y que vemos reflejados en otros autores que han pasado por Lectures al Jardí: el paso del relato a la novela. Carme era hasta hace bien poco una escritora de relatos, pero en un momento dado se planteó que si ella era básicamente lectora de novelas, ¿por qué no escribir una? Un comentario de una de sus profesoras en l’Escola d’Escriptura de l’Ateneu, quien reconoció en uno de sus relatos el material de una novela, la impulso definitivamente a emprender ese camino.

Carme Osan leyendo en Lectures al Jardí
Carme Osan leyendo un fragmento de su novela

En segundo lugar Llorenç Roviras leyó un fragmento de Sangre Helada, mientras Anna Mosquera, coautora de la novela, le escuchaba entre el público para después incorporarse a la mesa del debate. Llorenç leyó dos primeros capítulos de la novela, claramente diferenciados por lo que respecta a la cuestión del estilo: el primero más introspectivo y el segundo con más diálogo y un final inquietante.

Lógicamente, las preguntas derivaron hacia el tema de la doble autoría. ¿Esa diferenciación en el estilo responde a que han sido escritos por dos personas? Llorenç y Anna nos contaron que si bien se repartían la escritura de los capítulos, con una escaleta previa, luego cada uno de ellos era trabajado por los dos, de manera de que la novela sonara al lector como una única voz. Llorenç a su vez quiso preguntar al público si notaban las cuatro manos en la redacción, pero esa era un pregunta difícil de contestar, puesto que al saber todos nosotros que eran dos los autores de algún modo teníamos en la cabeza la pregunta de qué parte habría escrito cada uno. ¿Hubiéramos notado diferencias si no hubiéramos sabido a priori que había dos autores?

Llorenç Roviras en Lectures al Jardí
LLorenç Roviras durante su lectura

 

Anna Mosquera y Llorenç Roviras
Anna Mosquera y Llorenç Roviras

La tercera lectora de la tarde fue Lola Mariné, que nos leyó un fragmento de ECDLT. ¿Ha elegido Lola un título complejísimo y enigmático para su nueva novela? En el debate nos confesó quería mantener en secreto un título que le había costado mucho encontrar, por mucho que algunos intentamos sonsacarla no hubo manera de descubrir el título, por lo que tendremos que esperar a que su publique su novela para desvelar el misterio.

El fragmento que  nos leyó Lola nos dejó a todos una profunda sensación de inquietud: la desaparición de un hijo de forma misteriosa. Un acontecimiento que pasa de los grandes titulares al olvido al poco tiempo. Al olvido para todos menos para unos padres que ven cómo el reloj  se para para ellos  durante diez años. Hasta que un buen día su hijo reaparece a través de una pantalla de televisión convertido en un escritor que acaba de ganar un premio. ¿Por qué desapareció el chico? ¿Qué ha pasado en estos diez años? Para descubrir esta y otras incógnitas tendremos que esperar a que Lola publique su novela.

 Durante el debate, Lola Mariné nos contó que, en contra de lo que dice a sus alumnos en las clases de escritura creativa que imparte, ella utiliza muy poco la escaleta, seguramente porque la experiencia como novelista la lleva de alguna manera a tener una escaleta interiorizada en sus novelas sin necesidad de escribirla. También nos desveló un pequeño misterio:  su novela está basada en un pequeño relato que escribió a un muchacho hace ya unos años. El interesado, a día de hoy, todavía no sabe que el pequeño relato que le dedicó Lola ha crecido hasta convertirse en una novela. Curioso como anécdotas en principio poco trascendentes de nuestra existencia acaban adquiriendo viva propia y convirtiéndose en el origen de una novela.

Lola Mariné Lectures al Jardí
Lola Mariné debate con el público

Al día siguiente Lola escribió en su blog Gatos por los Tejados su propia visión de la experiencia de pasar por las sesiones de Lectures al Jardí. ¡No os perdáis su post!

Una vez acabado el debate tuvimos la oportunidad de seguir charlando con los autores con una copa de vino en la mano. Supimos más cosas de sus novelas de manera informal y relajada.

Desde aquí nos comprometemos a manteneros informados de los avances de las tres novelas y a avisaros cuando se publiquen.  ¡Seguro que os gustará saber qué ha pasado con los personajes que nos presentaron en la lectura!

IX Sesión de Lectures al Jardí: Carme Osan, Lola Mariné, Llorenç Roviras y Anna Mosquera, modera Rosa Mena
IX Sesión de Lectures al Jardí: Carme Osan, Lola Mariné, Llorenç Roviras y Anna Mosquera, modera Rosa Mena
Lectures al Jardí de una tarde de otoño  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies